John A. SalasPor: John A. Salas
Virales29 enero 2024 19:03

Frank Cuesta sobrevive a impactante ataque de ciervo en su santuario de vida silvestre

Frank Cuesta, defensor de la vida silvestre, sufre impactante ataque de ciervo en su santuario en Tailandia

Bangkok, Tailandia - Frank Cuesta, conocido defensor de la vida silvestre y creador de contenido, ha vivido momentos de terror al ser brutalmente atacado por un ciervo en su santuario, ubicado a varios kilómetros de Bangkok. A pesar de la gravedad del incidente, Cuesta compartió los detalles de su experiencia, destacando la naturaleza impredecible de la vida en la selva.

El ex tenista relató que el ciervo, llamado Perrito, lo embistió y causó heridas profundas en su cuerpo. "He cometido el error de salir por una zona donde él no tenía salida. Estoy apaleado, estoy con el susto, porque es una situación a vida o muerte", describió Cuesta, visiblemente afectado, con la camiseta rota y sangre en su cuerpo.

Cuesta, de 52 años, no dudó en compartir el impactante video del ataque en su canal de YouTube, anticipando que se convertirá en uno de los clips más destacados del año. En las imágenes, se puede ver al ciervo levantando a Frank del suelo y atacándolo con sus cuernos. El incidente ha generado gran atención, con 50,000 reproducciones en apenas dos horas.

A pesar del miedo que experimentó, Cuesta aprovechó la oportunidad para reflexionar sobre la naturaleza y la convivencia con animales salvajes. "A veces la naturaleza es así: es dura. Tengo la suerte de que yo soy un tío fuerte, Perrito pesa más de 200 kilos y es un animal con unas astas que te pueden matar", expresó.

El defensor de la vida silvestre destacó la importancia de entender las reacciones naturales de los animales y la necesidad de precaución. Durante el ataque, Frank tuvo que sacarse un asta de las costillas, evidenciando la peligrosidad de la situación. Sin embargo, subrayó que estos incidentes son inherentes a su trabajo de preservación y cuidado de animales en su santuario.

Esta no es la primera vez que Frank Cuesta enfrenta peligros en la selva. En el año 2000, estuvo en coma durante cuatro días después de ser mordido por varias pitones y una King Cobra. A pesar de las adversidades, su dedicación y pasión por la vida silvestre no se han visto menguadas, y continúa su labor en el santuario.