John A. SalasPor: John A. Salas
Salud26 mayo 2023 02:17

Alerta sobre el peligro de otra pandemia y un patógeno aún más letal, según la OMS

La OMS explicó que será inevitable que otras futuras pandemias surjan y todos los países deben estar preparados


La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado una advertencia urgente sobre el riesgo de una futura pandemia y la posibilidad de enfrentarnos a un patógeno con una letalidad aún mayor que la del COVID-19. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha llamado a todos los países a estar preparados y ha propuesto la aprobación de un tratado contra pandemias para evitar los devastadores efectos sufridos durante la crisis actual.

Tedros explicó que es inevitable que surjan futuras pandemias, incluso con consecuencias más graves, por lo que todos los países deben estar preparados para proteger a sus ciudadanos. Estas declaraciones se producen después de que la OMS declarara el fin de la emergencia sanitaria mundial causada por el SARS-CoV-2, responsable de más de 20 millones de muertes según las estimaciones.

El director de la OMS advirtió que aunque el COVID-19 ya no sea considerado una emergencia internacional, sigue representando una amenaza para la salud pública. Existe el riesgo de que surjan nuevas variantes del virus que desencadenen nuevas olas de contagios y muertes. Además, Tedros señaló la posibilidad de que aparezca otro patógeno con un potencial aún más letal en el futuro.




Durante la 76ª Asamblea Mundial de la Salud, Tedros presentó un informe sobre las acciones realizadas por la OMS y destacó que las pandemias no son el único peligro al que nos enfrentamos como humanidad, por lo que es crucial mantenernos alerta ante cualquier eventualidad.

"Cuando la próxima pandemia llame a nuestra puerta, lo cual sucederá, debemos estar preparados para responder de manera decidida, colectiva y equitativa", enfatizó Tedros.

La OMS hace hincapié en la importancia de fortalecer los sistemas de salud, mejorar la vigilancia epidemiológica, promover la investigación científica y garantizar la cooperación internacional para hacer frente a futuras emergencias sanitarias de manera efectiva y evitar la pérdida de vidas y el colapso de los sistemas de atención médica.