John A. SalasPor: John A. Salas
Mundo19 noviembre 2023 23:19

Texas ejecuta a hombre condenado por rapto y asesinato de niña de 5 años

En el momento del crimen, el ejecutado estaba en libertad condicional por un delito de actos indecentes


El estado de Texas llevó a cabo la ejecución de David Santiago Rentería, de 53 años, condenado por el secuestro y asesinato de Alexandra Flores, una niña de 5 años, ocurrido hace dos décadas.

El latino fue declarado muerto a las 19:11 hora local del 16 de Noviembre, tras recibir una inyección letal en la prisión de Huntsville, cerca de Houston, según informó el Departamento de Justicia Criminal de Texas. Antes de su ejecución, Rentería ofreció sus últimas palabras, pidiendo perdón y expresando arrepentimiento por sus acciones.

El crimen tuvo lugar el 18 de noviembre de 2001, cuando Rentería secuestró a Alexandra Flores aprovechando un descuido de sus padres en unos grandes almacenes Walmart en El Paso, ciudad fronteriza con México.

Las cámaras de seguridad capturaron el momento en que Rentería se llevaba a la niña mientras la familia realizaba compras navideñas. El cuerpo de Alexandra fue encontrado al día siguiente, desnudo y quemado, en un callejón a unos 25 kilómetros del lugar del secuestro. La autopsia reveló que la niña murió estrangulada.




Rentería, quien estaba en libertad condicional por un delito de actos indecentes con un menor en el momento del crimen, fue condenado a muerte en noviembre de 2003 por un jurado popular.

A lo largo de los años, mantuvo una versión en la que afirmaba que secuestró a la niña por encargo de la banda carcelaria Barrio Azteca, pero fiscales argumentaron que esta versión carecía de fundamentos y que las pruebas, como las huellas encontradas en la bolsa plástica que cubría el cadáver, lo implicaban directamente en el asesinato.

Sus últimas palabras antes de morir fueron: “Lamento todos los errores que he cometido. Y a aquellos que han pedido mi muerte y que están a punto de asesinarme, los perdono”.

La ejecución de Rentería es la octava en Texas y la número 23 en todo Estados Unidos en lo que va del año. Desde la reintroducción de la pena de muerte en 1976, se han ejecutado 1,581 personas en Estados Unidos, 586 de ellas en Texas.